sábado, 16 de agosto de 2008

Going to kiss the Blarney stone

Uno de los objetivos del viaje a Irlanda fue ir al castillo de Blarney para besar la piedra de la elocuencia. Y recorriendo esta isla como quien juega, descubri su recortado equilibrio entre la tierra y el mar, la cordialidad de su gente, el verde infinito del paisaje, el eterno cielo gris del que no afloja con la garua, el infatigable bullicio de sus pubs y sus cervezas que tan gustoso bebi. Inesperadas yapas que me regalo este pais al que he decidido regresar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey loco soy Mariano el hermano de Viqui, estaba mirando unas cosas tuyas para una gente que queria fileteados y vi que estas por las Europas, Yo estoy en Barcelona, si queres pasar por aqui la casa es grande... abrazoz

mariano cervini dijo...

mi e-mail es astonpp@yahoo.com y el tel 34 610415664