lunes, 8 de diciembre de 2008

Barcelona

Despues de haber encontrado esta imagen en el metro en Barcelona podria decirse que el fileteado porteño fue inventado aqui, del mismo modo en que los finlandeses sostienen que ellos han inventado el tango. Lo cierto es que todo arte es sincrético y se alimenta de elementos tomados de los lugares mas remotos del orbe. Al ver esta imagen no pude dejar de pensar en el maestro Carlos Carboni, cuando contaba que se inspiraba en las mayolicas del subterraneo de la linea D en Buenos Aires para crear sus admirables fileteados. Toda esta reflexión viene a cuento porque no tengo ninguna foto de mi segundo curso de fileteado en Barcelona, ya que la noche anterior al mismo me embriague junto a mis amigos de tal modo que olvide mi camara fotográfica en el lugar de dichas libaciones. Finalmente, y sin fotos, el segundo curso salió de maravillas y Barcelona con todos sus afectos dejaron sus puertas abiertas para que vuelva.

2 comentarios:

marcelo pont dijo...

o por las dos observaciones!
igual la foto de la mayólica da para inspirarse, no?
un abrazo!

Ana Laura dijo...

mmm... se van fortaleciendo mis sospechas sobre los orígenes, que habrian sido inspiradores de los primeros fileteadores, los ornamentos de los edificios porteños: mezcla de frances, español con su influencia árabe, etc. Las filigranas del mosaico claramente lo develan. Es inevitable encontrar semejanzas en una sociedad fruto de colonias e inmigración, pero eso no hace al fileteado menos autóctono, simplemente lleva sus innegables influencias que de una u otra manera han enriquecido, sobre todo, las bellezas de nuestras expresiones artísticas, que luego han tomado un caracter tan particular y propio que hoy son reconocidas en todo el mundo.
un placer tomar tus clases,
un abrazo! Ana laura Enz